Una enmienda puede asegurar la continuidad de los PESTOS en el SNS

Imagen enmienda

El Grupo Popular ha introducido en la nueva Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios una serie de enmiendas de carácter sanitario, entre las cuales se encuentra la enmienda 224 que aborda la cuestión del ejercicio sanitario de la psicología y, más en particular, la problemática específica de los PESTOS.

Podéis acceder al texto completo de la enmienda a través de este enlace o bien haciendo clic en la imagen adjunta.

A raíz de la creación de la nueva titulación de Psicólogo General Sanitario, la enmienda presentada por el PP pretende “solucionar” la situación de los psicólogos que desde la entrada en vigor de la LOPS en el año 2003 quedaron excluidos de las profesiones sanitarias y asegurar su continuidad en las actividades sanitarias que venían realizando al amparo de la Ley 5/2011 de Economía Social, una vez venza la transitoriedad que marca la Ley 33/2011 el próximo Octubre de 2014.

El texto de la enmienda és el que sigue:

Los psicólogos que hayan obtenido la inscripción de unidades asistenciales/consultas de psicología en un registro de centros, servicios y establecimientos sanitarios (…) podrán seguir ejerciendo actividades sanitarias en la misma u otra comunidad autónoma, con posterioridad a la fecha del vencimiento del plazo de tres años indicado en el citado apartado, sin que en estos supuestos sea necesario ostentar para realizar una nueva inscripción, el título oficial de psicólogo especialista en Psicología Clínica o el de Máster o el de Máster de Psicología General Sanitaria”

Asimismo, en el siguiente punto, la enmienda se refiere a la situación de los PESTOS en los siguientes términos:

Favicon PESTOS“(…) los psicólogos que a la fecha de entrada en vigor de la Ley 5/2011, de 29 de marzo, estuvieran desempeñando actividades sanitarias en centros, establecimientos y servicios del Sistema Nacional de Salud o concertados con él, en puestos de trabajo de psicólogo para cuyo acceso no se hubiera requerido estar en posesión del título de psicólogo especialista en Psicología Clínica, no podrán ser removidos de sus puestos por no ostentar dicho título. Estos psicólogos podrán acogerse a lo previsto en el apartado 6 de ésta disposición, si solicitan su inscripción en el correspondiente registro de centros, servicios y establecimientos sanitarios para ejercer actividades sanitarias en unidades asistenciales/consultas de psicología del ámbito privado, aun cuando no ostenten el Máster en Psicología General Sanitaria.”

Más adelante, en la justificación, el legislador explica que la enmienda “aborda la situación creada por lo previsto en el apartado 4 de la disposición adicional sexta de la Ley 5/2011, de 29 de marzo, que a partir de su entrada en vigor, el 30 de abril de 2011, exige por primera vez, que los psicólogos que realicen su prestación de servicios en establecimientos y servicios del Sistema Nacional de Salud o concertados con él, deben estar en posesión del título oficial de psicólogo especialista en Psicología Clínica, sin tener en cuenta que con anterioridad a dicho precepto existía un número considerable de psicólogos prestando servicios en dicho ámbito sin que se les hubiera exigido el citado título de especialista. Por ello procede reconocer el derecho de éstos profesionales a seguir prestando servicios en sus puestos de trabajo sin que puedan ser removidos de los mismos por no ostentar el mencionado título de especialista.”

Desde la Junta de PESTOS consideramos que esta es una buena noticia, en el caso deFavicon PESTOS que llegue a aprobarse, pero también pensamos que es del todo insuficiente. La parte positiva es que se sigue avanzando en el reconocimiento de la problemática de los PESTOS y se asegura de manera explícita la continuidad de nuestro ejercicio asistencial en el SNS. Así, tal y como reza la enmienda, ya no podremos ser “removidos” del SNS por razón de no estar en posesión del título de especialista. Además, se reconoce, de facto, la legalidad de la entrada al SNS hasta la fecha de marzo de 2011, lo cual incluye a la mayor parte de nuestro colectivo. Hasta aquí la buena noticia.

Las malas noticias tienen que ver con que la enmienda no aborda varios problemas importantísimos e irrenunciables:

  1. No resuelve el problema de la movilidad, con lo que nos condena a seguir anclados a un mismo puesto de trabajo.
  2. No aborda la equiparación salarial entre profesionales que realizan una misma labor asistencial.
  3. No aclara si los PESTOS en situación de interinidad podrán optar a sus plazas en el caso de que éstas salgan a concurso.
  4. Sigue sin regular el que, desde hace más de diez años, en el SNS ejerzan la psicología clínica, con las mismas funciones y competencias, psicólogos con la titulación de especialista y otros sin ella, con la indeseable confusión que se genera tanto en las instituciones sanitarias como en sus usuarios.
  5. No trata el reconocimiento de títulos de formación que sólo certifican a psicólogos especialistas en clínica.
  6. Finalmente, pero quizás el punto más importante, no se nos reconoce como lo que somos: especialistas en psicología clínica.

Por todo ello, desde la Asociación PESTOS, seguiremos trabajando para que nuestra problemática no se cierre en falso con una enmienda claramente insuficiente. Trataremos de que la administración nos tenga en cuenta como portavoces de los principales afectados y que se comprometa a una solución justa y, sobre todo, definitiva.

La Junta